¿Quién fue Dante Alighieri?

Noble y antigua era la familia de los Alighieri, pero de escasa fortuna. Su padre, Alighiero II, era quizá un modesto prestamista. De Alighiero y Madonna Bella nació Dante en 1265.

La educación del joven Alighieri no fue refinada, pero sí buena. Él destaca por ser un autodidacta en filosofía, ciencias y poesía. Siguiendo una tradición de la época, parece ser que Dante se casó muy pronto con Gemma Donati. De este matrimonio nacieron Fiero, Jacopo, Antonia y Giovanni. Aunque Gemma Donati no siguió a su Abrilido en el destierro, fue una buena esposa y madre.

La vida ideal de Dante revolotea alrededor de Bice di Folco Portinari, que él llamó poéticamente Beatrice.  La vio por primera vez a los nueve años, y se enamoró. La volvió a ver a los dieciocho y la perdió en el 1290, poco después de que ella se casara con Simone de’ Bardi.  Después de su muerte, Dante tuvo un doble bandazo: moral e intelectual. El bandazo moral, con amores que no eran ni por la difunta Beatriz ni por Gemma Donati, sino por mujeres de vida disipada, de ahí su enfrentamiento con Forese Donati. Para encontrar serenidad se refugió en la filosofía, frecuentando escuelas y filósofos que le llevaron a una especie de racionalismo con dudas religiosas, que más tarde resolverá tímidamente con Virgilio y plenamente con Beatriz en la Comedia.

Sin olvidar sus diversiones, componiendo poemas y canciones, Dante también participó en la vida militar, luchando con los Blancos florentinos. Hasta 1295 no pudo participar en la vida pública, ya que se lo impedían las Ordenanzas de Justicia, que excluían de la misma a los nobles. Luego tomó parte en la vida ciudadana, dirigiendo trabajos públicos, participando en el Consejo de Ciento. En mayo de 1300 fue embajador en San Gimignano y un mes más tarde fue elegido entre los priores de Florencia, que tenían que estar en el cargo del 15 de junio al 15 de agosto.

En 1301, fracasada la misión pacificadora del cardenal Matteo d’Acquasparta, el papa Bonifacio VIII decidió enviar a Carlos de Valois. Para evitar el peligro de que el pacificador favoreciese a los Negros, Dante fue enviado con otros dos del bando blanco como embajador ante el Pontífice, que, tras los primeros coloquios, dejó partir a los que le acompañaban, reteniendo al poeta irreductible. Mientras tanto el pacificador entró en Florencia (1 de noviembre de 1301) y con su apoyo los Negros se adueñaron del poder y ordenaron una investigación contra los magistrados. Y así, cuando a primeros de enero de 1302 Dante volvía de Roma, en Siena se enteró de que le habían citado para que compareciese ante el nuevo podestá  para responder de la acusación de cohecho, o sea de haber hecho, mientras era prior, favores ilícitos, y con la acusación de enriquecimiento personal y de hostilidad contra Bonifacio VIII, Carlos de Valois y el bando negro. Al no volver a Florencia, se le condenó en contumacia a cinco mil florines de multa y a dos años de confinamiento. No habiendo pagado la multa ni habiéndose presentado para disculparse, en una segunda sentencia (10 de Abrilzo de 1302) se le condenó al exilio perpetuo y a la hoguera, si caía en manos del Comune.

Y así empezó el perpetuo y doloroso exilio, que redujo al poeta a ser “palo sin vela y sin gobierno, llevado a distintos puertos, desembocaduras y playas por el viento seco que evapora la dolorosa pobreza”. Al principio se unió a los exiliados blancos y gibelinos, tomando parte en sus desafortunadas guerras, pero pronto se cansó de esta compañía. Dejando en la patria lo más querido, empezando por su mujer e hijos, en 1303 encontró su primer refugio en Verona, en casa Bartolomeo della Scala, jefe de los gibelinos y por tanto enemigo del papa y de los negros florentinos. Después, Forli, Padua, Treviso, Venecia, Reggio, Lucca y de nuevo Verona, huésped de Cangrande della Scala. En 1311 Florencia le excluía de la amnistía concedida a los exiliados; más aún, en 1315, nueva condena a muerte, que comprendía a los hijos exiliados con el padre.

Dante transcurrió los últimos años de su vida en Ravena, y allí compuso los últimos cantos del ‘Paraíso”, últimos cantos de ese poema que él tituló Comedia y que sus sucesores lo calificaron de Divina. Rechazó varias invitaciones para ser coronado poeta.

Enviado por el señor que lo hospedaba al Senado veneciano para intentar mejorar las relaciones diplomáticas, a la vuelta contrajo una enfermedad que le llevó a morir en Ravena en la noche del 13 al 14 de setiembre de 1321.

En Rávena descansan sus restos mortales, repetidamente, y en vano, solicitados por Florencia, deseosa de darle los honores y el descanso que le rechazó mientras vivió “exul inmeritus”.

Società Dante Alighieri

¿Quién fue Dante Alighieri?

Dante Alighieri
Dante Alighieri (Florencia 1265 – Rávena 1321) fue un poeta italiano.

Su obra maestra, La Divina Comedia, es una de las obras fundamentales de la transición del pensamiento medieval al renacentista.

Es considerada la obra maestra de la literatura italiana y una de las cumbres de la literatura universal.

Leer Más...